INMERSIÓN EN INGLÉS

Inmersión en inglés | Escuela Infantil Agora Patufet

En Agora Patufet Infant School los niños aprenden idiomas jugando como si fueran su idioma materno con profesores trilingües, con el inglés, el catalán y el español como lenguas vehiculares. A través del juego, las canciones, las actividades plásticas… conseguimos que los pequeños tengan una inmersión en inglés sin esfuerzo, de forma natural y que desarrollen una actitud positiva ante diferentes lenguas y culturas. A partir de los 4 años podrán iniciarse en el aprendizaje del chino mandarín que, por su especial estructura, fomenta el desarrollo cognitivo del niño.

Numerosos estudios acreditan que la inmersión en inglés en edades tempranas ofrece numerosos beneficios, mejorando la competencia comunicativa, el desarrollo de funciones cognitivas tanto a nivel académico como personal asi como fomentando el aprendizaje de otras lenguas. Además, la inmersión en inglés despierta un interés sociocultural hacia la lengua que están estudiando, y un acercamiento vivencial y no sólo académico. A través de la inmersión en inglés, los niños adquieren una herramienta verdaderamente útil para entender y afrontar nuevos retos en un futuro, así como empezar a sentirse ciudadanos del mundo globalizado en el que vivimos.

A través de la inmersión en inglés, y el aprendizaje del chino mandarín a partir de los 4 años, los alumnos de Agora Patufet Infant School tienen la oportunidad de conocer otras culturas. Empezamos en edades tempranas, en las que el cerebro está especialmente preparado para adaptarse a nuevos aprendizajes debido a su plasticidad, ofreciéndoles ventajas personales, cognitivas y sociales que les beneficiarán durante su desarrollo:

Desarrollo habilidades cognitivas

Cuando un niño aprende una lengua nueva, su desarrollo cognitivo se estimula, dando pie a nuevas ideas y nuevos conocimientos. Además, cuando un niño estudia simultáneamente una o más lenguas extranjeras, se fomenta la creatividad y la flexibilidad.

Desarrollo comunicativo

La iniciación al inglés en edades tempranas permite desarrollar una pronunciación y entonación más similar a la nativa de esa lengua. Además, tiene beneficios positivos sobre la memoria y capacidad de escucha, facilitando también el aprendizaje de nuevos idiomas.

Desarrollo personal

Gracias a la inmersión en inglés, el niño adquiere habilidades que le ayudan a estar preparado para el futuro, asentando así las bases para que se conviertan en auténticos ciudadanos del mundo.

Desarrollo global

El aprendizaje de una segunda lengua permite ampliar el punto de vista del niño, así como el razonamiento. Una edad en el que tienen libertad para explorar la riqueza de los valores y la percepción del mundo.