CARTA DEL DIRECTOR

Carta del director | Escuela Infantil Agora Patufet

Agora Patufet Infant School nos educa, nos emociona, nos hace ser personas preparadas para el mundo real. Nos da la posibilidad de hacer entender a nuestros alumnos que aprender es un arte, una experiencia y una ventana abierta al mundo. A ser conocedores de otras lenguas, de otras culturas y al mismo tiempo de enriquecerse de ellas. Son pequeños seres capaces y con posibilidad de cambiar aquello que ven.

Educamos dando una base de valores y de aprendizaje para que nuestros alumnos puedan tener un buen desarrollo afectivo, emocional, crítico y creativo.

Los alumnos, ante todo han de tener y conseguir una visión de futuro con ilusión y optimismo. Nuestra labor también consiste en valorar e incrementar sus capacidades tanto intelectuales como emocionales.

La educación es un arte, es el privilegio que les damos a nuestros alumnos para hacerles conocedores del mundo moderno en el cual vivimos, ellos y solo ellos harán posible el cambio. El objetivo principal de la educación es dotar a las personas de la capacidad de hacer cosas nuevas, y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron. La educación transmite conocimientos, valores, palabras, acciones, sentimientos, que se materializa con una serie de habilidades y valores. Estos producen cambios intelectuales emocionales y sociales. La educación empieza en edades tempranas y es continua; no se educa solo en la niñez o adolescencia, es un aprendizaje para toda la vida. Nada se aprende si no hay emoción ni sentimiento. Por tanto, la escuela es aquello que todo ser humano desarrolla en su interior y nos hace ser más humanos.

Vicenç Gandol

Director de Agora Patufet Infant School